Estatutos del Centro Argentino de Arte Cerámico I.- DE LA DENOMINACION, DEL OBJETO SOCIAL Y DEL DOMICILIO

Art. 1°- EL "CENTRO DE ARTE CERAMICO", es una entidad de carácter civil, Fundada el 13 de junio de 1958, con domicilio legal en la ciudad de Buenos Aires.

Art. 2°- EL "CENTRO DE ARTE CERAMICO", tendrá por objeto agrupar a los artistas ceramistas, propiciar el desarrollo del arte cerámico, mediante actividades conducentes a tal fin y en particular: Organizar el "Salón ANUAL DE CERAMICA" y adherir a otros salones a realizarse en el país o en el extranjero, promoviendo la participación de sus asociados; Fundar, realizar y difundir publicaciones referentes el arte cerámico; Auspiciar el estudio de los problemas relacionados con la cerámica; Formar equipos de críticos y jurados con vista a los salones oficiales y particulares; Mantener relaciones con entidades artísticas del país y del exterior; Crear una Biblioteca y un museo especializado; Colaborar con la acción estatal cuando le sea requerido el asesoramiento como así también en la formación de escuelas - talleres y en el mejoramiento de los existentes; Crear una sección de trabajos de arte cerámico, pudiendo el "CENTRO" venderlos en exposiciones, festivales o en cualquier acto realizado para recaudar fondos sociales, determinándose previamente el por ciento del producto de la venta de sus obras que corresponderá a sus autores; Peticionar y gestionar ante los poderes públicos, disposiciones legales que beneficien a los artistas ceramistas, promoviendo el establecimiento de becas, bolsas de estudio, viajes de perfeccionamiento, etc.;

Desarrollar una actividad conducente a posibilitar a los asociados, talleres de trabajo y adquisición de materiales y el establecimiento de beneficios sociales; Otorgar prestamos a los asociados, cuando las finanzas lo permitan, con la única finalidad de fomentar el arte cerámico, con sujeción al reglamento que establezca la Comisión Directiva, el que deberá ser sometido a la aprobación de la Inspección General de Justicia, sin cuyo requisito no podrá entrar en vigencia; Desarrollar toda otra actividad lícita compatible con los fines antes anunciados, entendiéndose que la enumeración que antecede es meramente enunciativa y no limitativa.-

Art. 3°- EL "CENTRO DE ARTE CERAMICO", prohibe en su seno toda y cualquier manifestación de orden político, racial o religioso. II.- DE LA CAPACIDAD Y DEL PATRIMONIO SOCIAL.-

Art. 4°.- EL "CENTRO DE ARTE CERAMICO", esta capacitado para adquirir bienes muebles e inmuebles, pudiendo realizar cualquier acto a disposición de los mismos, contraer toda clase de obligaciones pudiendo realizar cualquier operación con los Bancos de la Nación Argentina, Hipotecario Nacional, de la Provincia de Buenos Aires y con cualquier otro Banco oficial o particular, nacional o extranjero.-

Art. 5°.- Para realizar cualquier operación de carácter inmobiliario, la comisión directiva requerirá la autorización de la Asamblea General Extraordinaria convocada a ese efecto, la que determinará cada operación de esta naturaleza.-

Art. 6° - EL patrimonio del "CENTRO DE ARTE CERAMICO", se compondrá de la siguiente manera: De las cuotas que abonen los asociados; De los bienes que posee en la actualidad y de los que adquiera por cualquier título, así como de la renta que los mismos produzcan; de las donaciones, herencias, legados y subvenciones que se le acuerden; Del producido de beneficios, rifas, festivales, y de cualquier otra entrada que pueda tener por cualquier otro concepto.- III.- DE LOS ASOCIADOS, DE LAS CONDICIONES DE ADMISIÓN, SUSPENSIÓN Y EXCLUSIÓN, DE LAS OBLIGACIONES Y DERECHOS.

Art. 7°.- El CENTRO DE ARTE CERAMICO consta con las siguientes categorías de socios: "Activos", "Adherentes" y "Honorarios".

Art. 8°.- Serán socios activos, los artistas ceramistas mayores de 18 años de edad, que sean aceptados como tales y que abonen las cuotas de ingreso y las cuotas mensuales. Gozarán de todos los beneficios sociales, del derecho de votar en las Asambleas y de ser elegidos en las condiciones que establece este Estatuto, siempre que se encuentren al día con Tesorería.

Art. 9°.- Serán socios adherentes, aquellas personas que sin ser artistas ceramistas, se solidaricen con los fines del CENTRO ARGENTINO DE ARTE CERAMICO, colaborando espiritual o económicamente en el desarrollo de sus actividades. Estos asociados, tendrán voz en las Asambleas, pero no tendrán voto ni podrán ser elegidos para ocupar cargos directivos o representativos del CENTRO.

Art. 10°.- Serán socios honorarios, aquellas personas de reconocida ilustración y mérito, que sean designadas por la Asamblea a propuesta de la Comisión Directiva.

Art. 11°.- Para ser admitido como socio activo o como socio adherente, se requiere presentar una solicitud subscripta por el interesado y dos socios que garanticen su honorabilidad y, en el primer caso, su condición de artista ceramista. La Comisión Directiva se pronunciará sobre su aceptación o rechazo, podrán hacerse objeciones y levantarse las informaciones pertinentes, las que serán puestas en conocimiento del presidente, para que éste informe a la Comisión Directiva antes de procederse a la votación. Si el aspirante a socio es rechazado, no podrá presentarse nuevamente hasta después de transcurrido el año.-

Art.12°.- La asamblea de asociados, a propuesta de la Comisión Directiva, fijará el monto de la cuota de ingreso y de las cuotas mensuales de los asociados activos y adherentes, pudiendo establecer cuando lo considere necesario cuotas o contribuciones extraordinarias.

Art.13.- Los asociados cesarán en su carácter de tales, por fallecimiento, renuncia o exclusión. Las causas de exclusión serán, únicamente, las siguientes: Faltar al cumplimiento de las obligaciones impuestas por este Estatuto o por los reglamentos; Haber cometido actos graves de deshonestidad o engañado o tratado de engaño a la asociación para obtener un beneficio económico a costa de ello; Hacer voluntariamente daño a la asociación, provocar desordenes graves en su seno u observar una conducta que sea notoriamente perjudicial a los intereses sociales; Haber perdido las condiciones requeridas en este Estatuto para ser asociado del CENTRO DE ARTE CERAMICO. Las exclusiones deberán ser resueltas por la Comisión Directivas y su resolución podrá ser apelada ante la primera asamblea que se realice dentro del plazo de veinte (20) días de notificada la resolución. La resolución que adopte la asamblea será inapelable. Asimismo, el socio que fuera suspendido, tendrá derecho, siguiendo la misma forma y procedimientos que los reglados para los casos de exclusión, de entablar su apelación ante la primera asamblea.-

Art.14°.- Son obligaciones de los socios: conocer, respetar y cumplir este Estatuto y los Reglamentos y resoluciones de las Asambleas y de la Comisión Directiva; Abonar puntualmente las cuotas sociales; Comunicar a Secretaría, todo cambio de domicilio dentro de los quince días de haberlo verificado; Aceptar los cargos para los cuales fueron designados. El socio que se atrase en el pago de tres mensualidades será notificado por carta certificada, de su obligación de ponerse al día con la tesorería social. Pasado un mes desde la notificación, La comisión Directiva declarará la cesantía del socio moroso. IV.-DE LA COMISIÓN DIRECTIVA Y DE LA COMISION REVISORA DE CUENTAS. MODO DE ELECCION, ATRIBUCIONES Y DEBERES.

Art.15°.-EL CENTRO DE ARTE CERAMICO será dirigido y administrado por una Comisión Directiva, compuesta de diez miembros. Habrá además una Comisión Revisora de cuentas compuestas de tres miembros. Los socios designados para ocupar cargos electivos, no podrán percibir por este concepto sueldo o ventaja alguna. La Comisión Directiva, se integrara con presidente, un vicepresidente, un secretario, un prosecretario, un tesorero, un protesorero y cuatro vocales. Sin perjuicio de ello, se elegirán también cuatro vocales suplentes y tres revisores de cuentas suplentes. El mandato de la mismos durará dos años, pudiendo ser reelectos, y será revocable en cualquier momento sin que sea admisible imponer restricciones al ejercicio de este derecho.

Art. 16°.- Tanto los miembros titulares como los suplentes de la Comisión Directiva y de la Comisión Revisora de cuentas, serán elegidos en la Asamblea General Ordinaria, por simple mayoría de votos.

Art. 17.- Para ser miembro de la Comisión Directiva o de la Comisión Revisora de cuentas, se requiere ser socio activo, mayor de 22 años de edad y con una antigüedad mínima de un año en el CENTRO, pudiendo hacerse una excepción a esta exigencia de la antigüedad como socio, cuando sea electo por unanimidad de votos.-

Art.18.- En caso de renuncia, fallecimiento, ausencia, o cualquier otro impedimento que cause la acefalía permanente de un titular, entrará a reemplazarlo un suplente por todo el tiempo que falte para completar el período, teniendo en cuenta para ello el orden de lista.

Art.19.- La Comisión Directiva se reunirá por lo menos una vez al mes, por citación de su presidente o de su reemplazante, por citación de la Comisión Revisora de Cuentas, o a pedido de un tercio de la mitad de sus miembros titulares, debiendo resolverse esta partición dentro de los quince días de efectuada la solicitud. La citación se hará por circulares y con siete días de anticipación. Las reuniones de la Comisión Directiva y de la Comisión Revisora de Cuentas, se celebraran validamente con la presencia de la mitad mas uno de los miembros que la integran, requiriéndose para las resoluciones el voto de la mayoría de los presentes, salvo para las reconsideraciones que requerirán el voto de las dos terceras partes, en sesión de igual o mayor numero de asistentes de aquella en que se resolvió el asunto a reconsiderarse.

Art. 20.- Son atribuciones y deberes de la Comisión Directiva: Ejecutar las resoluciones de las Asambleas, cumplir y hacer cumplir este Estatuto y los Reglamentos interpretándolos, en caso de duda, con cargo de dar cuenta a la Asamblea más próxima que se celebre. Dirigir la administración del Centro. Convocar a Asambleas. Resolver la admisión de los que soliciten ingresar como socios. Amonestar, suspender o expulsar a los socios. Nombrar empleados y todo el personal necesario para el cumplimiento de la finalidad social, fijarle sueldo, determinarle las obligaciones, amonestarlos, suspenderlos o destituirlos. Presentar a la Asamblea General Ordinaria Anual, la Memoria. Balance General, Inventario, Cuenta de Gastos y Recursos e informe de la Comisión Revisora de Cuentas. Todos estos documentos deberán ser remitidos a los socios con la anticipación requerida por el Art. 29 para la convocación a Asambleas Ordinarias. Realizar los actos que especifica el Art. 1881 y concordantes del Código Civil aplicables a su carácter jurídico, con cargo de dar cuenta a la primera Asamblea que se celebre, salvo los casos de adquisición, enajenación, hipotecas, o cualquier otra acto de disposición de bienes inmuebles en que será necesaria la previa aprobación por parte de una Asamblea. Dictar las reglamentaciones internas necesarias para el cumplimiento de las finalidades sociales, las que deberán ser aprobadas por la Asamblea y presentadas a la Inspección General de Justicia a los efectos determinados en el Art. 14 del Decreto 7112/952, sin cuyo requisito no podrán entrar en vigencia.

Art. 21.- Cuando el numero de miembros de la Comisión Directiva quede reducido a menos de la mitad de su totalidad, habiendo sido llamados todos los suplentes a reemplazar a los titulares, deberá convocarse dentro de los quince días a Asamblea a los efectos de su integración. En la misma forma se procederá en el supuesto de acefalía total del cuerpo. En esta ultima situación, si no quedare ningún miembro de la Comisión Directiva -en cuyo caso le corresponderá a el hacerlo- procederá que los revisores de cuenta, asumiendo el gobierno de la entidad, cumplan con la convocación precitada, todo ello sin perjuicio de las responsabilidades que incumban a los miembros directivos renunciantes.

Art. 22.- La Comisión Revisora de Cuentas tendrá las siguientes atribuciones y deberes; Examinar los libros y documentos de la asociación por lo menos cada tres meses, Asistir a las sesiones de la Comisión Directiva cuando lo estime conveniente; Fiscalizar la administración, comprobando periódicamente el estado de la Caja y la existencia de los títulos y valores de toda especie; Verificar el cumplimiento de las leyes, estatutos y reglamentos, en especial en lo referente a los derechos de los socios y las condiciones en que se otorgan los beneficios sociales; Dictaminar sobre la Memoria, Inventario, Balance General y Cuenta de Gastos y recursos presentadas por la Comisión Directiva, Convocar a Asamblea Ordinaria Anual cuando omitiere hacerlo la Comisión Directiva, Solicitar la convocación de Asamblea Extraordinaria cuando la juzgue necesario, poniendo los antecedentes que fundamenten su pedido en conocimiento de la Inspección General de Justicia cuando se negare a acceder a ello la Comisión Directiva. Vigilar las operaciones de liquidación de la Asociación. La Comisión Revisora de Cuentas cuidara de ejercer sus funciones de modo que no entorpezca la regularidad de la administración social; Presentar el informe anual el mismo día, por lo menos en que la Comisión Directiva celebre su reunión para convocar a Asamblea Ordinaria.

V.- DEL PRESIDENTE Y VICEPRESIDENTE
Art. 23.- El Presidente, y en caso de renuncia, fallecimiento, ausencia o enfermedad, el vicepresidente, tiene los deberes y atribuciones siguientes: Convocar a Asambleas y a las sesiones de la Comisión Directiva y presidirlas; Tendrá derecho a voto en asambleas y sesiones de la comisión Directiva, al igual que los demás miembros del cuerpo y en caso de empate, podrá votar de nuevo para desempatar; Firmar con el secretario las actas de las asambleas y de la Comisión Directiva y la correspondencia y todo documento de la Asociación. Autorizar con el tesorero las cuentas de gastos, firmar los recibos y demás documentos de la tesorería de acuerdo con lo resuelto por la Comisión Directiva, no permitiéndose que los fondos sociales sean invertidos en objetivos ajenos a lo prescrito por este Estatuto. Dirigir y mantener el orden en las discusiones, suspender y levantar las sesiones cuando se altere el orden y respeto debidos Velar por la buena marcha y administración de la asociación, observando y haciendo observar el Estatuto, el reglamento, las resoluciones de las asambleas y de la Comisión Directiva. Suspender a cualquier empleado que no cumpla con sus obligaciones, dando cuenta inmediatamente a la Comisión Directiva, como así de las resoluciones que adopte por si en los casos urgentes ordinarios, pues no podrá tomar medida extraordinaria sin la aprobación de aquella. Representar a la Asociación en sus relaciones con el exterior.

VI.- DEL SECRETARIO Y PROSECRETARIO
Art. 24 – El Secretario y en caso de renuncia, fallecimiento, ausencia o enfermedad, el Prosecretario tiene los deberes y atribuciones siguientes: Asistir a las asambleas y sesiones de la Comisión Directiva redactando las actas respectivas, las que asentara en el libro correspondiente y firmara con el Presidente. Firmar con el Presidente la correspondencia y todo documento de la Asociación. Convocar a las sesiones de la Comisión Directiva de acuerdo a lo prescrito en el art. 19. Llevar de acuerdo con el Tesorero el Registro de Asociados, asi como el Libro de Actas de sesiones de Asamblea y Comisión Directiva

VII.– DEL TESORERO Y PROTESORERO
Art. 25 - El Tesorero y en caso de renuncia, fallecimiento, ausencia o enfermedad de este, el Protesorero, tiene los derechos y atribuciones siguientes: Asistir a las sesiones de la Comisión Directiva y las Asambleas. Llevar de acuerdo con el Secretario, el Registro de los Asociados, ocupándose de todo lo relacionado con el libro de las cuotas sociales. Llevar los libros de contabilidad Preparar la Comisión Directiva, Balances mensuales y preparar anualmente el Balance General y Cuenta de Gastos y Recursos e Inventario que deberá ser aprobado por la Comisión Directiva para ser sometido a la Asamblea Ordinaria, Firmar con el Presidente los recibos y demás documentos de tesorería, efectuando los pagos resueltos de la Comisión directiva, Efectuar en la Institución bancaria Banco de Galicia y Buenos Aires, a nombre de la asociación y a la orden conjunta del presidente y del tesorero, los depósitos del dinero ingresado a la Caja Social, pudiendo retener en la misma hasta la suma de cien mil pesos m/n ($ 100.000.-) a los efectos de los pagos de urgencia, Dar cuenta del estado económico de la entidad a la Comisión Directiva y a la Comisión revisora de Cuentas toda vez que lo exijan, Los giros, cheques u otros documentos para la extracción de fondos deberán ser firmados conjuntamente con el presidente.

VIII.- DE LOS VOCALES TITULARES Y SUPLENTES
Art. 26°.- Corresponde a los vocales titulares: Asistir a las asambleas y sesiones de la Comisión Directiva con voz y voto, Desempeñar las comisiones y tareas que la Comisión Directiva les confía. Corresponde a los vocales suplentes: Entrar a formar parte de la Comisión Directiva en las condiciones previstas en los estatutos, Podrán concurrir a las sesiones de la Comisión Directiva con derecho a voz pero no a voto. No será computable su asistencia a los efectos de quorum.

IX.- DE LAS ASAMBLEAS.
Art. 27°.- Habrá dos clases de Asambleas Generales: Ordinarias y Extraordinarias. Las Asambleas Ordinarias tendrán lugar una vez por año, dentro de los primeros cuatro meses posteriores al cierre del Ejercicio, cuya fecha de clausura será el treinta de junio de cada año y en ellas se deberá. Discutir, aprobar o modificar la Memoria, Inventario, Balance General. Cuenta de Gastos y Recursos e Informe de la Comisión Revisora de Cuentas; Nombrar en cada caso los miembros de la Comisión Directiva, titulares y suplentes y de la Comisión Revisora de Cuentas, Tratar cualquier otro asunto descripto en la convocatoria.

Art. 28°.- Las Asambleas Extraordinarias serán convocadas siempre que la Comisión Directiva lo estime necesario o cuando las soliciten las Comisión Revisora de Cuentas o el veinte por ciento (20%) como mínimo de los socios, siempre que se encuentren al día con Tesorería. Estos pedidos, deberán ser resueltos dentro de los quince días y si no se tomase en consideración la solicitud o se le negare infundadamente, a juicio de la Inspección General de Justicia, se procederá de conformidad con lo que determina el Articulo 33 del Decreto del 27 de abril de 1923.

Art. 29°.- Las Asambleas se convocarán por circulares remitidas al domicilio de los socios con diez días de anticipación y conjuntamente con la circular de convocatoria deberá remitirse a los socios la Memoria, Balance General, Inventario, Cuenta de Gastos y Recursos e Informe de la Comisión Revisora de Cuentas. En los casos en que sometan a la consideración de la Asamblea, las reformas al Estatuto o Reglamentos, se remitirá a los socios el proyecto de reformas, con la misma anticipación de diez días por lo menos. En las Asambleas no podrán tratarse otros asuntos que los incluidos en el Orden del Día.

Art. 30°.- Las Asambleas se celebrarán válidamente, aun en los casos de reforma de Estatutos, y de Disolución Social, sea cual fuere el numero de socios concurrentes, una hora después de la fijada en la convocatoria, si antes no se hubiese reunido ya la mitad mas uno de los socios con derecho a voto.

Art. 31°.- Las resoluciones se adoptaran por mayoría de la mitad mas uno de los socios presentes. Ningún socio podrá tener mas de un voto y los miembros de la Comisión Directiva y de la Comisión Revisora de Cuentas no podrá votar en asuntos relacionados con su gestión.

Art. 32°.- Al iniciarse la convocatoria para la Asamblea, se formulara un padrón de los socios en condiciones de intervenir en la misma, que serán los que tengan pago en mes inmediatamente anterior a la celebración , el que será puesto a la libre inspección de los asociados pudiendo oponerse reclamaciones hasta dos días antes de la Asamblea.

X.- DISOLUCION
Art. 33°.- La Asamblea no podrá decretar la disolución de la Asociación, mientras existan veinte socios dispuestos a sostenerla, quienes en tal caso se comprometerán en perseverar en el cumplimiento de los objetivos sociales. De hacerse efectiva la disolución, se designaran los liquidadores, que podrán ser la misma Comisión Directiva o el socio o socios que la Asamblea designe. La Comisión Revisora de Cuentas deberá vigilar las operaciones de liquidación de la Asociación. Una vez pagadas las deudas sociales, el remanente de los bienes se destinaran a OPROVI, entidad de bien publico.

XI.– DISPOSICION TRANSITORIA
Art. 34 .- Quedan autorizadas las Sras. Alicia A. de Sánchez Crexell o Francoise de Elizalde de Leston, o en caso de ausencia o impedimento de ambas, él o los miembros que designe la Comisión Directiva para que, cualquiera de ellos, indistintamente, realice todos los actos y trámites necesarios a fin de obtener la aprobación de los Estatutos, pudiendo, al efecto, presentarse ante la Inspección General de Justicia y aceptar las modificaciones que le fueren exigidas para su aprobación. Autorizase también a dichas señoras para que una vez obtenida la aprobación de los Estatutos practiquen, indistintamente, las gestiones necesarias para llevarlos a escritura pública y proceder a su inscripción en la Secretaria de Estado de Justicia. Están en trámite ante la Inspección General de Justicia y la DGI las reformas de los siguientes Artículos: Art. 2, del Cap. I Art. 6, del Cap. II Art. 33, del Cap. X Asamblea General Ordinaria Dentro de los temas varios tratados al final de esta Asamblea se reformó el Inciso f) del Art. 25, del Cap. VII Nota: Están en trámite ante la Inspección General de Justicia y la DGI las reformas de los artículos tratados en la Asamblea General Extraordinaria.

            Elaborados y discutidos los estatutos del Centro propuesto, tras varias reuniones y luego de acciones diversas, un mes después, el 13 de junio de ese año se efectuó, en Asamblea Extraordinaria, una Declaración de Principios, se leyeron y aprobaron los Estatutos, se eligió un Consejo Directivo y, entonces, quedó constituído el CAAC por un número de artistas que se sumaron al emprendimiento liderado por los mencionados. Así, la Declaración nos recuerda que el Centro fue creado recogiendo un sentimiento de muchos: “la necesidad viva de aunar voluntades para luchar por el logro de los ideales de esta antigua artesanía”.

            Muy prontamente el Centro ejercerá su tarea en busca de un lugar para establecer su sede y, con ella, un Museo de la Cerámica. Entre el 1º y el 18 de diciembre de ese año logró implementar el Primer Salón Anual de Arte Cerámico en el Honorable Consejo Deliberante. Tras este evento inaugural –que en 2008 verá su quincuagésima edición-, en su medio siglo de trayectoria el Centro ha organizado muestras diversas y certámenes varios, algunos de los cuales continúan hasta la actualidad: el Salón de Otoño –hoy rebautizado Salón de Nuevos Artistas con una historia que ya cuenta veinticinco ediciones-, el Salón de Pequeño Formato –pronto a su vigésima edición-, incluso un Salón Internacional cuya primera muestra tuvo lugar en 1962. Es a expensas de sus gestiones que nuestro país cuenta, desde 1976, con un apartado dedicado a la cerámica en el Salón Nacional de Artes Visuales, aquel por el que se otorga la más alta distinción a los artistas de nuestro país: el Gran Premio de Honor “Presidente de la Nación Argentina". Así mismo, Argentina se ha visto representada con excelencia en diversas Exposiciones Internacionales de Cerámica, comenzando por la acontecida en Ostende en 1959 hasta la Ceramic Millenium Arts and Resources Fair de Amsterdam.

            En la certera comprensión del lugar que la práctica cerámica ha ocupado en cada momento, el CAAC ha ido acrecentando sus intereses hacia otras facetas del quehacer más allá de las referidas al específicamente artístico.

De allí su preocupación por las diversas modalidades en que nuestra cultura se ha manifestado: los Salones tempranamente dedicados a cerámica funcional y popular son prueba de ello. En su decurso, ha realizado muestras en el interior del país y fuera de nuestras fronteras: Mar del Plata desde 1959 y Río de Janeiro en 1961 fueron los primeros destinos escogidos para mostrar las producciones de los socios del CAAC; luego le seguirían Rosario, Mendoza, Olavarría, Pergamino, Bariloche, Comodoro y finalmente la itinarancia por todo el interior del país y, en el exranjero, ciudades como México, Copenhague, Roma, Faenza, Valencia, Vallauris, Praga o Washington. Inscripto en su región, el Centro ha sabido asumir una posición solidaria para con naciones hermanas en momentos difíciles, como registra la Exposición-Feria en beneficio de Chile organizada en 1960; filiándose a los acontecimientos relevantes de nuestra historia, ese mismo año atestiguó una Exposición en conmemoración del 150º aniversario de la Revolución de Mayo.

            Desde su inicio y en trayectoria, el Centro Argentino de Arte Cerámico, ha sostenido el deseo fundante de convocar, reunir, ligar, poner en diálogo y mantener el vínculo entre todos aquellos que, a nivel nacional, se reconocen en el orgullo de mantener vivo un hacer fundante de la humanidad. Y, a sabiendas o no, rememora el consejo del poeta: “Júzguese el arte de un país, júzguese la agudeza de su sensibilidad a través de su alfarería: ése es un criterio confiable” (Herbert Read, 1931).